No mas trafico de animales



Tener unos pendientes de marfil o un cuerno de elefante presidiendo el salón, tomarse brebajes con cuerno de rinoceronte para quitar la resaca o curarse los males con alguna parte de tigre. Son algunos de los pilares del comercio ilegal de especies protegidas, cuya demanda está en aumento en países asiáticos.

Eso, y que es un crimen “muy lucrativo y de muy bajo riesgo”. Aunque ya conozcas el argumento de que “si no actuamos pronto estas especies pueden desaparecer”, los miedos de organizaciones de conservación están justificados en cifras como estas, de WWF, que harán enfadar a cualquier amante de los animales. Lo explica Carlos Drews, Jefe del Programa de Global de Especies de WWF Internacional, que ha visitado Madrid en vísperas de viajar a Tailandia para la Convención Internacional de Especies Amenazadas (CITES).

source

About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>